sábado, 15 de junio de 2013

El otro lado de la moneda III

Nos conocimos como compañeros de oficina en el trabajo, y desde el primer momento nos agradamos, pronto hicimos amistad y ya no solo convivamos solo en el trabajo sino fuera de el y en días de descanso, yo no noté nada particular en ella pues su comportamiento era normal (para mi) incluso teníamos muchas cosas en común, éramos personas serias con nuestro trabajo, no nos metíamos con nadie y mostrábamos respeto a las demás personas, platicábamos de cualquier tema que surgiera sin llegar a faltas de respeto o insultos, casi siempre era agradable la convivencia entre nosotros.

Finalmente un día me anime a preguntarle si le gustaría que fuéramos pareja a lo qué aceptó para mi sorpresa pues llevábamos menos de un año de conocernos, pero creo que ella también se sentía tan a gusto a mi lado que por eso acepto, ya sabíamos cuales eran nuestras creencias (hasta ese entonces) pues yo desde un inicio deje en claro mi ateísmo, ella en cambio solo se limito a responder cuando le preguntaron en una ocasión que era “cristiana”.

Pasaron los días y nuestra relación se desarrollaba de manera normal, salíamos los fines de semana al cine, a algún centro comercial, a algún sitio turístico o simplemente caminábamos por parques y lugares públicos, platicábamos horas y horas de temas variados y no había problema alguno si teníamos algunas diferencias de opinión al poco tiempo lo arreglábamos.
Hasta que un día en uno de esas salidas a pasear fuimos a un centro comercial a comprar un accesorio para mi teléfono celular, como no tenia donde guardar mi compra le pedí que me lo guardara en su bolso, ella accedió sin problema, pero al abrirla yo noté inmediatamente varias revistas “La Atalaya”, eso me inquieto por lo que le pregunté inmediatamente y sin pensar ¿Eres Testigo de Jehová?, “Si” me respondió, y dentro de mí empecé a sentir una preocupación de la cual yo no sabia la razón.

Sabia de los Testigos de Jehová porque varias veces les abrí la puerta de mi casa (casi siempre los domingos en la mañana o en algún día de descanso) y en todas les terminaba yo cerrando la puerta por lo molestos que son, pero en realidad mis conocimientos acerca de ellos llegaban hasta ahí, no sabía que creían o en que se diferenciaban de los católicos a los cuales conocía muy bien por ser mi familia católica, el saber que ella era Testigo me inquietó en el aspecto de no saber si tendríamos problemas o diferencias a causa de ello, le pregunté nuevamente ¿Y… eres de las que salen a tocar puertas los fines de semana? Ella notó mi preocupación y se sintió incomoda (lo noté en su tono de voz y en su rostro), “Si, todos los testigos cumplimos con ese deber” me respondió en tono serio, le volví a preguntar ¿Porqué no me dijiste que eres Testigo de Jehová?, mirándome muy preocupada me responde “Porque prefiero que me conozcan primero como soy y una vez que me aceptan les digo, porque tienen muchos prejuicios acerca de nosotros.”, y a mi ¿Cuándo me ibas a decir?, se queda callada y pensando hasta que finalmente me responde “No sabía cuando era el momento apropiado, por eso no te lo decía, ¿te molesta?”, le respondí “No, no me molesta, me da igual, pero… no tendrás problemas tú.” Solo se quedo callada, y decidí no continuar con ese asunto.

En nuestros siguientes encuentros todo siguió normal, como si nada hubiera pasado por lo que no me preocupe por sus creencias religiosas, luego yo cambié de empleo y pasamos de vernos todos los días a solo los fines de semana en las tardes porque ella salía a predicar en las mañanas, un día ella tímidamente me preguntó si la acompañaría a sus “reuniones”, le respondí honestamente que no porque no quería nada con las religiones, después en otro me preguntó si me gustaría estudiar la biblia con ellos, eso ya me estaba preocupando a lo que inmediatamente le respondí que mejor no tocara esos temas pues nos llevábamos muy bien y que eso me incomodaba.

En un día le hablé para ponernos de acuerdo que íbamos a hacer el fin de semana y ella en un tono muy serio me pidió que no nos viéramos en un mes porque tenia que cumplir con su “servicio”, yo no le quise cuestionar acerca del porqué ni adoptar una actitud egoísta y no me opuse, fue durante ese tiempo que me decidía a investigar más acerca de los testigos de jehová, así que al buscar información acerca de ellos en la internet mi sorpresa fue grande al ver la gran cantidad de sitios en los que básicamente se les criticaba o señalaba como secta, falsos profetas, falsa religión, empresa disfrazada de religión, y demás.

Muchas páginas eran de otros grupos religiosos pero había también algunas hechas por ex miembros de los testigos, todo me pareció muy confuso y en un principio no supe por donde empezar, al azar escogí uno de los sitios y comencé a leer la información que ofrecía, se tocaba el punto de la sangre, de los 144000, de 1914, de las falsas profecías, del trato a los expulsados, así que busque información de cada uno de estos temas en la web para tener más en claro de lo que se trataba.

Mientras yo le marcaba a ella para saber como estaba y como le iba en su “servicio” pero rara vez me contestaba y cuando lo hacia me decía que estaba ocupada e incluso una vez en tono molesto me respondió “Te dije que me dieras un mes” yo le respondí que pidió que no nos viéramos en un vez pero no que no le hablará tampoco, pero de todas formas se mostró indispuesta, ya había pasado el mes y yo le marqué para quedar con ella de vernos pero me respondió que aun no cumplía con su meta de horas y que iba a necesitar más tiempo, nuevamente accedí aunque me molestaba que no me comunicará el que necesitará más tiempo con anticipación.

Yo seguí buscando información en internet y hallé que se hablaba mucho acerca de un ex testigo que había formado parte de la cúpula de los testigos llamado Raymond Franz y que había escrito dos libros, los busque y los descargué para leer y tratar de saber más acerca de los testigos, también conseguí los libros “Esclavo de la torre” “Cautivos de un concepto” “Los tiempos de los gentiles”, leí experiencias de muchos ex´s en distintas páginas, me mareaba la terminología (ungidos, mundanos, otras ovejas, los jonadabs, la clase del esclavo fiel, ancianos, siervos ministeriales, precursores, superintendentes, cuerpo gobernante) pero poco a poco fui entendiendo de que iba el asunto, mi inquietud ahora era que iba a suceder con nuestra relación pues ya me había dado cuenta de que no nos casaríamos a menos que yo me convirtiera en TJ.

Cuando nos volvimos a ver ella estaba algo cambiada, hablaba mucho del servicio y de lo maravilloso que era servir a Jehová, yo en mi interior me sentía incomodo, como con ganes de agitarla y decirle en voz alta que le están usando pero no me atrevía, opté por tratar de continuar de manera normal y buscar una mejor ocasión para tratar de esos temas con ella.
Ella me insistía mucho en que la acompañara a las asambleas, “Ven, verás que gran convivencia hay entre nosotros” me decía, yo me negaba, pero un día me puse a pensar que me faltaba algo, y ese algo era ver la otra cara de la moneda, entender a los testigos de jehová, porque es de llamar la atención que a pesar de que son atacados y criticados por muchos grupos religiosos, señalados como secta, acusados de falsos profetas, había mucha gente que cree y forma parte de ellos.
Entonces accedí a acompañarla a una de sus reuniones, fue un sábado a las 9 de la mañana, pase por ella a su casa y de ahí acudiríamos al salón del reino, me llamó la atención la diferencia numérica entre hombres y mujeres, contándome éramos siete hombres mientras que había más de treinta mujeres (muchas ya mayores y solas por cierto)ahí me presento como un “amigo” ex compañero del trabajo que estaba interesado, “No debo de causar tropiezo” me dijo después cuando le pregunté porque no me presento como su novio (aunque ya sabia yo el porque, era para corroborar lo que había investigado) me explico que no era bien visto que un “cristiano” anduviera con “uno del mundo”, le pregunté entonces si un testigo de jehová se podía casar con un “no testigo”, me respondió que no era aconsejable pero no estaba prohibido.

Poco a poco comenzamos a estudiar juntos la atalaya junto con el librito “Ven, se mi seguidor”, también ella quiso que estudiáramos juntos “El secreto de la felicidad familiar”, aunque en apariencia parecían publicaciones inofensivas y de buenas intenciones me disgustaba su simpleza y la forma en que se tenían que “estudiar”, también le acompañaba a los “días especiales” que se realizaban en el salón de asambleas de las oficinas de la WT en la ciudad o en el complejo conocido por ellos como BETEL, dimos un pequeño tour por BETEL lo cual impresiona a simple vista pero yo ya sabia que todo ese conjunto de edificios tiene dueño (la WT) y que cuando no le fuera útil sin dudar lo vendería.
Las reuniones pronto se me hicieron monótonas y aburridas, los discursos siempre tocaban los mismos temas de fondo (predicar, predicar, el fin esta cerca, hay que predicar, jehová ama al dador alegre, dono para la obra mundial, etc.) nadie se podía salir del “guión” durante el estudio de la atalaya, solo las respuestas que la atalaya indicaba, solo los “hermanos” designados podían leer las citas de la biblia.

Ella notaba que no me sentía a gusto con nada de “su mundo”, ni las reuniones, ni el estudio, ni las asambleas me convencían para su decepción, luego más me desagradaban cuando criticaban a otras organizaciones religiosas (como la ICAR) o la teoría de la Evolución, o lo que ellos llamaban pensamientos filosóficos como el ateísmo, o cuando hacían hincapié en que Jerusalén había sido destruida en el 607 a.c. sabiendo yo que era una (si no es que la más) gran mentira de esta organización, más me fastidiaba el no poder manifestar abiertamente mi opinión (por miedo a no perderla) pronto comprendí a aquellos que sabiendo la verdad se tenían que aguantar y quedarse “dentro” de la WT para no perder a sus seres queridos.

Así pasaron los años y a pesar de todo seguía sintiendo amor por ella, no me quería apartar de su lado aunque ella ya había cambiado bastante a como la conocí, no había momento en que no hablara de “las cosas espirituales”, a solas o con otros amigos no tardaba en sacar algún tema concerniente a ello “El esclavo aconseja esto…, Jehová pide esto…, Jehová pide aquello... La Organización de Jehová esto otro…” llegaba a fastidiarme escucharla tanto de eso que un día le exclame “Ya para, pareces fanática!!!”, se molestó y por unos días no me dirigió la palabra, cuando volvimos a hablarnos me dijo “ya verás, un día me dirás ¡Tenias razón, este es el pueblo de Jehová!” yo sentía pesar porque era lo que menos me convencía mientras más investigaba, el problema se me agravaba porque no quería decepcionarla.

Le pregunté directamente que tenia yo que hacer para casarme con ella porque ya llevábamos varios años juntos y aun no habíamos hablado de ese tema “Conviértete en testigo” me respondió, su respuesta me molestó “¿No que un testigo no se podía casar con un no testigo?” le pregunté, “Ya te dije, no esta prohibido pero es lo que la organización aconseja, ha habido malas experiencias, por eso es que procuramos casarnos solo con testigos, ya deberías saberlo.” Entonces le pregunté “¿Y porque empezaste a salir conmigo si no es aconsejable que se junten con no testigos?”, “Te aprovechaste de una etapa en la que estaba muy débil espiritualmente, pero confió que harás lo correcto y cambiarás.” Dentro de mi sentí un coraje, unas ganas de terminar ahí la relación así que durante un tiempo fui ahora yo el que se había alejado, durante varios días estuve pensando en que hacer, pero estaba muy confundido y lleno de dudas, por un lado ya había aguantado varios años así, “podría acostumbrarme” me decía a mi mismo “no vale la pena, ¡al diablo!” pensaba por otro lado, no pensaba con claridad, estaba enceguecido por estar con ella, finalmente me decidí y opte por arriesgarme.

¿Y como me convierto en testigo? Le pregunté, ella se alegro y me dijo que buscara una congregación cerca de mi casa que no podía ser en la suya porque daría de que pensar, que eligiera a un buen hermano que tuviera conocimiento y le solicitará un estudio bíblico y que este me indicaría los pasos para progresar y convertirme en un siervo de Jehová, en el fondo no estaba seguro la verdad, mi intención era simplemente bautizarme y después hacerme lo que llaman “inactivo”, mi objetivo era solo estar con ella y que no tuviera problemas ni que la señalaran por casarse con un no testigo, sabía muy bien que era un error pero yo me quería arriesgar a ser feliz con ella.

Hice lo que me dijo, busqué una congregación cerca de mi casa y entre, muchos “hermanos” me notaron y al terminar la reunión se me acercaron varios, me dieron la bienvenida acompañada de la pregunta ¿ya le dan estudio? Era su principal interés (darme estudio) en las siguientes reuniones buscaba quién me diera el estudio hasta que noté a un “hermano” que siempre comentaba con cierto conocimiento (más que los otros hermanos) además de que era “siervo ministerial”, entablamos platica y después se ofreció darme estudio, me preguntó la razón por la que estaba ahí, le dije que estaba interesado en conocerlos (era la verdad, me interesaba conocer bien a los testigos de jehová, pero no le dije que estaba relacionado sentimentalmente con una Testigo) a partir de ahí comencé con él a estudiar el libro enseña.

Pasaban los días y cada vez nos veíamos menos que al principio, ya fuera porque ella “estaba de servicio” o porque yo ya no tenía tanto tiempo libre como antes (en parte porque tenia que acudir a las reuniones de “mi congregación”, o estudiar con el hermano) además de mis asuntos personales o por que no coincidíamos cuando teníamos tiempo, ella quería de verdad que yo me convirtiera, constantemente me preguntaba acerca de mi “progreso espiritual” seguido me preguntaba “¿Ya comentaste?” “¿Ya te inscribiste a la escuela del ministerio?” “¿Ya te invito el hermano a predicar?”, tanta era su insistencia que un día le pregunté “¿Y si no me convierto en Testigo?” me respondió “Pues entonces tendré que dar por terminada la relación, yo no dejo a Jehová por nada ni por nadie, ya puse las cartas sobre la mesa.” Eso basto para desilusionarme, entendí que su “amor” estaba condicionado a mi conversión.

No quería tratar con ella la información que hallaba en internet acerca de los testigos así que decidí hacerlo con el hermano que me daba estudio, no tardó en desilusionarme también, pues aunque en las reuniones y durante el estudio mostraba tener “conocimiento” cuando yo le hacia preguntas fuera del guión de las publicaciones no sabía que responder o respondía evasivamente, le preguntaba como estaba seguro de la caída de Jerusalén en 607 a.c. acerca de los ungidos, de la organización, de otras interpretaciones acerca de la biblia, etc. solo me respondía lo que ahora sé es una respuesta muy común dentro de los testigos cuando se ven en esas situaciones “Tú espera en Jehová y él te aclarará todas tus dudas” decepcionante la verdad, conforme avanzábamos en el estudio me preguntaba si quería que me inscribiera en la “escuela del ministerio” yo le respondía que aun no porque algo no me convencía, cuando me preguntaba que era lo que no me convencía yo le volvía a hacer las anteriores preguntas que él evadía, al final terminamos el libro “que enseña la biblia” y le di las gracias, ya no quise continuar.

Estaba cansado y decepcionado de ver que no llegaría a nada, pero no sabía que hacer con la relación, no quería terminar, no después de tanto tiempo y tanto vivido, no me cabía en la mente que se pudiera terminar solo por no convertirme en un Testigo de jehová, ya habíamos durado tantos años ¿porqué no podíamos durar más incluso como esposos?, pero ella estaba fanatizada, creía y seguía al pie de la letra lo que le enseñaban en la organización, fue en la asamblea del 2011 cuando tomo su actitud definitiva, en esta asamblea pasaron un “drama bíblico” en el que una jovencita era cortejada por un “mundano”, al final la joven deja al pretendiente por anteponer su lealtad a jehová, ella lloró con el drama, me confesó que se sintió aludida y que sabía que estaba haciendo mal y que ya no quería seguir pecando contra jehová, entendí el mensaje, a los pocos días nos vimos para hablar, ahí le dije que había terminado el estudio y que no quería seguir, que no estaba convencido y no deseaba ser testigo, reaccionó de mala manera, se enojó y me reprocho “Prefieres hacerle caso a los apostatas que al pueblo de jehová, que él te perdone porque yo no puedo.” Sé que sintió defraudada y decepcionada pero nunca fue mi intención causarle daño alguno ni lastimarla, muchas veces me contuve cuando decía cosas que me desagradaron, muchas veces aguante actitudes y desplantes suyos, fui paciente y tolerante hacia sus creencias, le quería demostrar que podíamos funcionar a pesar de nuestras diferencias de creencia, pero ella esperaba que yo abrazara “la verdad”, que de verdad me convirtiera en un testigo y cuando se dio cuenta de que yo no cambiaria me despreció, no importo todo lo que hice por que ella se sintiera bien, todo lo que le di, los momentos que estuve con ella y la apoyé, sobre todo cuando tuvo problemas graves, por no ser testigo me rechazo.

Se que cometí muchos errores, que fui ingenuo al creer que me aceptaría sin ser testigo, que no debí darle falsas expectativas y que debí ser honesto desde un principio, pero estaba enceguecido, creí que de verdad iba a funcionar, creí que de verdad ella se arriesgaría y sin importar lo que dijeran o pensarán los demás seguiría a mi lado, solo me queda la experiencia de lo vivido, ahora cada que veo a un testigo no puedo dejar de sentir pena y lastima por ellos, espero que sea feliz y que haya encontrado alguien que si cumpla sus deseos.


27 comentarios:

  1. ¡Adelante! Que la luz nos ilumine a todos.

    ResponderEliminar
  2. Entonces ese amor no existía, estaba condicionado a que fueras testigo.

    Espero que encuentres una buena mujer

    Testigo de He man

    ResponderEliminar
  3. Asi se quedan solas las hermanas por la llamada lealtad,conozco a muchas hermanas que han muerto viejas y solas.

    ResponderEliminar
  4. Increible.historia me.siento identificada... Estoy saliendo con un tj somos novios y pues te.go tantaa dudas q no se q.hacer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Espero puedas comunicarte conmigo via mail, rutis@live.com.ar

      Eliminar
  5. http://sofismaslm.blogspot.com.es/
    Si quereis ver las semejanzas entre los mormones y los TJ, de como le comen el coco a la gente para sacarñles el dinero.

    ResponderEliminar
  6. muy interesante su historia, lea la Biblia, establezca una relación personal con Dios, no con una organización o un religión.
    Dios es real y se revela al que le busca. Puede ser en su cuarto, en un parque.
    A la larga la que dejó pasar una buena oportunidad fue ella no usted.

    Dios le ponga en su camino una buena mujer.

    ResponderEliminar
  7. Estoy en duda Rutis Depetris, eres mujer o hombre, porque he vista un ""TESTIMONIO"" , y apareces como mujer.No se, esto parece cosa de locos.

    ResponderEliminar
  8. Perdon, creo que olvide colocar el nombre del autor de esta experiencia. Que claro es un hombre, yo soy mujer y firmo como rutis cuando hablo de mi, si las experiencias son de otros pon go el nombre de ellos.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. oh hasta ahora veo que escribiste la experiencia de otra persona... Bueno te envié un correo con una experiencia mia pensando que eras el autor de la experincia, igual es interesante, leela.

      Eliminar
  9. Mi vida ahora es tan distinta mi esposo se esta haciendo tj y tenemos muchos problemas si no tocamos el tema d ellos somos felices pero ya no va a cambiar el y pues preferimos divorsiarnos por su creencia lo peor es ver su frir a mis hijos por la decision pero li prefiero asi antes d verlos morir x ke prohiben las transfucionrs y no quiero esperar a que eso pase..a y nos amamos mucho pero el no cambia d opinion

    ResponderEliminar
  10. A mi me volvian loca con invitaciones, demostraciones de afecto, invitaciones... TODAS MENTIRAS!!! Y cuando les dije firmemente que no queria ser testigo ni asistir a sus reuniones DESAPARECIERON !! y todas las demostraciones de afecto? y todos los mensajes de texto a mi celular diciendome que me querian, que me cuidaran y bla bla bla ? MENTIROSOS!! CON LA GENTE NO SE JUEGA!

    ResponderEliminar
  11. da pena ajena .. pero en fin cada quien habla como le fue en la feria...yo no hubiera perdido tanto tiempo en algo asi. la vida es muy bella para querer hallarle sentido de esta forma.........lo que no se dio fue para bien de este joven.....en fin cada cabeza es un mundo

    ResponderEliminar
  12. Pues, Leí tu articulo, primero que todo, no es mentira, debo admitir, y confesar que viví lo mismo e hice lo mismo que tu, me atrevo a comentar esta historia que se asemeja tanto a la mia, solo que con un final diferente, Muy triste y repetitiva la vida de un tj, Me atrevo una vez mas que sin intención de criticarlos y ofenderle, es tanto que se parecen que decían lo mismo mi pareja y la tuya... lamentablemente quiero decir que parecen robot de una religión... De hecho cuando vino a darme clase una *hermana* cuando le dije que o estaba interesada en ir a la reuniones y prefería aprender algo mas del dichoso libro, dejo de venir y ya no me saluda. Me da mucha pena de verdad, espero de todo corazon que esta historia se quede solo así y no le pase algo similar a nadie por que es duro, y te encuentras en un montón de sentimientos que te hacen sentir vago de ti. Sin mas nada, gracias por escribir esta historia,.

    ResponderEliminar
  13. esa señorita me parece muy confundida o una falsa.si tenias una relación sentimental y de tanto tiempo,creo que mas que obvio hubo intimidad. así que ella debía ser expulsada de la congregación por inmoralidad tal como lo explica la biblia.es lo que reflexiono.se me hace que una relación así tampoco hubiera funcionado porque de ninguna de las dos partes había sinceridad.

    ResponderEliminar
  14. Se que esta entrada es muy vieja, pero tengo que comentar!! Dios mío mi experiencia es EXACTAMENTE igual a la de este artículo! Es posible que tantas personas hayamos sido enamoradas por alguien Testigo y hayamos acabado estudiando con ellos la biblia por algunos años hasta darnos cuenta de que todo era mentira???

    Os animo a verlo en mi blog, en el apartado de biografía (apartados 4 al 8) ... es CALCADO. Mi blog es http://reflexionestraslapadas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo viví lo mismo que muchos de vosotros, encontré una chica genial, luego me dijo que era Testigo, me presionó para que estudiase, estudié, perdí varios años así con ella hasta que dije basta, todo era una secta y una mentira, no podía aceptar.

      La relación se terminó, pero todavía espero que ella se de cuenta de todo y salga de la secta...

      Me interesa conocer personas como vosotras, y no os veo por otros blogs. Mi correo es therightlight@hotmail.com

      Eliminar
    2. Leí lo que pasaste y se me hace mala onda . Veo que tu hiciste un sacrificio por el amor que sentiste y ella no lo valoro , prefiere el amor de sus hermanos y suerte para ella . El amor no se condiciona de esa manera para cambiar la ideología de otra persona . Y pus ni modo solo hay que seguir y ojala encuentres a quien te acepte total como eres y no quiera cambiar tu vida

      Eliminar
  15. Yo tengo mi familia k son testigos de jehova y los k estan casados an optatado asta por no tener hijos por ser tan fanaticos i servir asu secta. ..son un fraude no les importa la sangre ni el ser de familia aun cuando la vivlia. Les enseña k tienen k amar al projimo ..falsos .mentirosos k dios los bendiga

    ResponderEliminar
  16. me expulsaron y me negaron la ayuda espiritual... no les entras con nada siempre quieren tener la razon ..... una vez que lei el libro de los ancianos me di cuenta de las mentiras y del amor desleal que hay... siempre ponen de ejemplo si la organizacion se llena de borrachos y golpeadores entonces les digo y como la ayudan ustedes? tirandolas en la calle.. hasta mi esposa se puso encontra mio cuando le dije no quiero ir mas a las reuniones me desepcionaron abandonandome espiritualmente sin la intencion de ayudarme...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que despues de esto tu esposa te va adejar yse casara con otro hermano, se la cogera del modo en que tu nunca lo hciste. Le dara por donde amrga el pepino.

      Eliminar
  17. Es una lástima lo que hacen "Organizaciones" como estas.....Te lavan el cerebro como quieren,te atacan con sus miedos,se aprovechan de tus desgracias para su beneficio....Un "Mundano",como lo llaman ellos,y una persona que en realidad te quiere,nunca te haría lo que te hace esta gentuza,ni te daría a elegir entre una cosa y la otra....Me parece que estos testigos son unos hipócritas....Lo dice uno que hace años no cayó en sus redes por que no quiso,ni se dejó engatusar. Acudí a un par de reuniones suyas(por conocer un poco,cultura y compresión lo llamo yo. Ellos lo llaman "Conversión"(ni de lejos lo llegué a ser) por un conocido,y a partir de ahí se creyeron que iba a ir siempre a sus reuniones(Iba de oyente,nada mas),tanto,que un familiar de este conocido me regaló una de sus blblias(soy ateo,de siempre,de nacimiento,me encantan la ciencia y la filosofia),cosa que rechacé,y a los dias/meses/años siguientes,nunca volví a saber nada de mi conocido ni de su familia...Me dieron a entender que "Me había aprovechado de ellos"(sin yo quererlo ni beberlo me invitaban a todo,sin yo decirles nada)......y así hasta hoy....Esto me ha levantado un mosqueo general contra esta secta,bestial....Espero que no engañen a mas gente,es mas,he editado varios loquendos(Vids de youtube),donde critico a esta gente......Es una forma de canalizar mi mala leche hacía esta gente de modo constructivo......Habrá testigos buenos y testigos malos,no lo niego,pero no puedo,no se....Saludos a todos!!

    Aqui os dejo mi video constructivo....
    https://www.youtube.com/watch?v=E3prxJCZTI8

    y mi critica destructiva(se que os va a parecer irrespetuosa,pero es mi cabreo el que hablaba).......

    https://www.youtube.com/watch?v=h073ztDZa_8

    ResponderEliminar
  18. JAAJAJJA es asi te llenan de falso amor para convertirte y si no lo haces eres un desperdicio. Gracias por leer!!!

    ResponderEliminar
  19. Han sido los dos años mas dificiles de mi existencia... un testigo de jehova, me enamoró, me sedujó, perdi la virginidad con el y al cabo de un año me dejo " porque su estado de conciencia no lo dejaban ser feliz conmigo, yo no acepte ser testigo de jehova cuando el me lo propuso, y por eso me dejo... desde entonces pues cada vez q nos contactamos manipula mis sentimientos para tenerme siempre ahi, no se si realmente me amó en algun momento, pero me enteré por un hermano de su iglesia q el salia con otra chica testigo de jehova :( ha sido muy dificil soportar cada cosa, a veces quiero odiarlo y no volver a saber de el... pero lo amo todavia, porque siento q esta confundido por tanta manipulacion.

    ResponderEliminar

Gracias por interesarte en este contenido!!!